Group

HISTORIA DEL GRUPO

El Grupo de Investigación Calderón de la Barca (GIC) de la Universidade de Santiago de Compostela, dirigido actualmente por Santiago Fernández Mosquera, fue fundado en 1994 por Luis Iglesias Feijoo con el objetivo inicial de editar las comedias del dramaturgo. A pesar de tratarse de una de las grandes figuras de la literatura española, era todavía una tarea pendiente la edición del conjunto de sus comedias con criterios de fiabilidad textual. Tras varios años de labor investigadora, entre 2006 y 2010 salieron a la luz en la editorial Biblioteca Castro las seis primeras Partes. Cada Parte es una colección de doce comedias, modo de publicación propio del siglo XVII. Estas setenta y dos comedias han sido el fruto de una importante y necesaria revisión de manuscritos e impresos del siglo XVII, al tiempo que han supuesto un gran avance editorial.

Asimismo, durante estos años, un destacado número de becarios e investigadores en formación ha dedicado su tesis doctoral a la edición y estudio de una o varias comedias calderonianas. Sus trabajos han supuesto el punto de partida para la publicación de monografías exentas que han formado parte de la serie “Comedias completas de Pedro Calderón de la Barca” para la editorial Iberoamericana / Vervuert. Se trata de ediciones críticas que se acompañan de una introducción literaria y un estudio textual con su aparato de variantes y anotación filológica. En colaboración con el Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO) de la Universidad de Navarra, el GIC ha editado gran parte de la colección. De los diecinueve volúmenes que la configuran hasta la fecha, casi una decena se debe a sus miembros.

Además de contribuir a la promoción de la obra del dramaturgo a través de estas publicaciones, ha fomentado el impulso de los estudios calderonianos a partir de la organización de numerosas actividades, como congresos y coloquios internacionales. Entre estas, destaca la creación del “Seminario permanente Calderón de la Barca”, que desde 2006 ha acogido en Santiago a los máximos especialistas en la dramaturgia áurea, como Fausta Antonucci, Margaret R. Greer, Marc Vitse, Felipe B. Pedraza, Elizabeth Wright, Maria Grazia Profeti o Beata Baczynska. En la misma línea, hay que señalar la fundación junto al GRISO de la revista Anuario Calderoniano (ACal) en 2008, cuyo editor general es Luis Iglesias Feijoo. Cada año recoge puntualmente trabajos elaborados por estudiosos de todo el mundo expertos en Calderón y su obra.

Desde sus inicios, el GIC se ha beneficiado de distintas ayudas por parte de instituciones públicas estatales y autonómicas para la consecución de sus proyectos. Ha recibido una financiación constante de la Xunta de Galicia y del Ministerio de Educación, de Ciencia y Tecnología o de Economía y Competitividad. Destaca su participación como miembro del proyecto “Consolider TC/12, continuado en el proyecto “Red del Patrimonio Teatral Clásico Español”, que reúne a los grupos de investigación más importantes ocupados en el estudio del teatro del Siglo de Oro.

A lo largo de más de veinte años, han sido muchos los investigadores y colaboradores que han preparado las ediciones y participado en las diversas actividades promovidas por el GIC. Merecen una mención especial José María Viña Liste, Yolanda Novo, José María Ruano de la Haza o Sebastian Neumeister, entre otros. En la actualidad, bajo la dirección de Santiago Fernández Mosquera y conformado por una veintena de profesores, investigadores y becarios de distinta procedencia, el GIC sigue trabajando por la difusión de los textos de Calderón. Son varias las tesis en curso dedicadas al estudio textual de las comedias calderonianas, a las que se suman nuevos proyectos que inciden en el análisis de la obra del dramaturgo desde diversos enfoques. Ante el creciente interés por la aplicación de las nuevas tecnologías en el ámbito de las Humanidades, el grupo se propone elaborar un corpus con los textos de las comedias para integrarlos en una base de datos digital, así como apostar por una nueva línea de investigación centrada en la edición digital de textos calderonianos.